Reemplazo de fragatas Lupo y Maestrale

El astillero de Riva Trigoso, peteneciente al conglomerado italiano Fincantieri, ha llevado a cabo la ceremonia de botadura de la octava fragata misilera FREMM para la Marina Militar de Italia (MMI). Bautizada Antonio Marceglia, la fragata flotada el 3 de febrero es la cuarta FREMM italiana que se construye en configuración de Propósito General.

Tras la botadura siguen labores de equipamiento, a realizarse en el astillero integrado de La Spezia – Muggiano, mismo lugar desde donde se efectuarán las pruebas en muelle y pruebas de mar de la moderna fragata, con el objetivo de incorporarla el próximo año en la MMI.

El evento de botadura contó con la asistencia de la ministra de Defensa de Italia, Roberta Pinotti; del jefe de Estado Mayor de la MMI, almirante Valter Girardelli; del presidente de Fincantieri, Giampiero Massolo, y su presidente ejecutivo, Giuseppe Bono.

La MMI ha contratado la construcción de diez fragatas FREMM con Fincantieri en un producto que desplaza 6,700 toneladas métricas, tiene una eslora de 144 metros, manga de 19.70 metros, velocidad máxima de 27 nudos y acomodaciones para una tripulación de 200 personas. En el caso italiano, las fragatas FREMM se han pensado como reemplazo de las fragatas ligeras Lupo (retiradas ya del servicio activo) y de las fragatas de orientación antisubmarina Maestrale (muy cerca de alcanzar el límite de su vida útil), ambos tipos, fabricados por Fincantieri en la década de 1970. Las fragatas Lupo fueron un éxto de exportación, teniendo como clientes a la Marina de Guerra del Perú (que alinea actualmente ocho unidades, siete fragatas y una patrullera oceánica) y la Marina de Venezuela (que adquirió en su momento seis unidades).

Las fragatas FREMM, Carlo Bergamini y Virginio Fasan han sido entregadas a la MMI en 203; ocurrió lo mismo con la fragata Carlo Margotini e 2014; la fragata Carabiniere fue entregada en 2015, mientras que la Alpino hizo lo propio en 2016. La fragata Luigi Rizzo se les unió el año pasado. En 2015, la MMI ejerció sus opciones para adquirir la novena y décima fragatas FREMM, las que deberán ser incorporadas después de 2020.

Dos días antes, en Francia se bota la sexta fragata FREMM para la Marina Nacional de Francia.