2017, un año complicado

El año que pasó ha sido desafiante para el conglomerado italiano y en atención a mejores expectativas para los próximos años, Leonardo (antes llamado Finmeccanica) ha plasmado en el denominado Plan Industrial 2018 – 2022, presentado hoy 30 de enero, su programa para mejorar su posicionamiento, aprovechar su estrategia comercial alrededor de una sola compañía, una plataforma integrada de negocios, acelerar el procesamiento de las órdenes para mejorar la generación de ingresos, implementar estrictos controles de costos y enfocarse en el crecimiento sostenible y balanceado con las inversiones y el flujo de caja.

De acuerdo a las proyecciones realizadas por la corporación en noviembre pasado, los ingresos generados en el año se aproximaban a los límites inferiores de las estimaciones iniciales. Se esperaban órdenes entre 11,300 y 11,700 millones de euros, la deuda neta del Grupo se mantuvo alineada en 2,600 millones de euros, incluyendo la recompra de bonos de EEUU.

Entre 2018 y 2022, el crecimiento se debe acelerar hacia el año 2022, el crecimiento de órdenes debe ser superior al 6% para aguantar entre 5% y 6% de crecimiento en los ingresos brutos por año, en camino para una tasa de utilidades de dos dígitos hacia 2020. La aceleración del flujo de caja debe acentuarse en 2020 por efecto de los ingresos de la compra de Kuwait (cazas Eurofighter).

El objetivo general de la renovada disciplina financiera es fortalecer la hoja de balance y regresar a grado de inversión.

El 2018 se proyecta como un año de consolidación, con un crecimiento estable para los ingresos, con un flujos antes de impuestos del orden de 1,075 á 1,125 millones de euros, un flujo operativo de caja de 100 millones de euros por un efecto combinado de la adquisición de cazas Eurofighter por parte de Kuwait, los adelantos de otros clientes reduciéndose, el desempeño de la división de aeroestructuras y mayores inversiones para soportar un crecimiento sostenible.

Las perspectivas en los mercados referentes de Leonardo es positiva, particularmente en los mercados de exportación. Se han logrado avances en años recientes en la construcción de una sola plataforma corporativa, por lo que el Plan Industrial 2018 – 2022 se fundamenta en un proceso de transformación que será implementado en el modelo operativo Leonardo 2.0 a través de una estructura organizacional central para coordinar las acciones corporativas, tener una identidad más fuerte y una gestión integrada de recursos.

Se apunta a una estrategia comercial más efectiva, más cercana al cliente y fortaleciendo el desarrollo de negocios internacionales, soporte post-venta cruzado, innovación tecnológica, énfasis en control de costos, reorganización del portafolio de productos.

Para reducir sus costos de endeudamiento se negociará una nueva línea revolvente de crédito con un grupo de bancos locales e internacionales para concretar una tasa de interés de 75 puntos básicos sobre la Euribor (Tasa promedio de bancos europeos, actualmente en negativo), que se compara con los 100 puntos básicos de la tasa pactada en 2015. También se busca reducir el monto de la línea desde los 2,000 millones de euros a 1,800 millones de euros y la fecha límite será extendida a febrero de 2023, año en el que no presentan compromisos de pago de deuda.

2017 se ha presentado como un año especialmente complicado para la División de Helicópteros de Leonardo.

El cuarto avión de transporte mediano C-27J Spartan de la Fuerza Aérea del Perú, un producto de Leonardo.