Es de interés nacional contar con la trilogía fundamental de satélites: Observación, Comunicaciones y Meteorológico

La Agencia Espacial del Perú (Conida) tiene a su cargo el control del Sistema Satelital Peruano, PeruSAT-1, el satélite más potente de su clase (observación de la Tierra) en la región al generar imágenes con una resolución de 70 centímetros, la mejor resolución alcanzada hasta la fecha por satélite alguno en Latino América.

El Perú ingresó a la era espacial el 15 de septiembre de 2016 con la puesta en órbita del PerúSAT-1, el cual tiene como misión principal la observación del territorio peruano. Nuestro satélite envía diariamente imágenes del Perú y de todo el mundo, las cuales son programadas desde el Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (Cnois) para cubrir las necesidades de diversos usuarios locales, entre entidades públicas, académicas y privadas. Las imágenes adquiridas por el satélite peruano son descargadas y procesadas en el Cnois. Con ellas se generan productos a ser entregados a los usuarios para su aplicación en diversas áreas tales como Planificación, Agricultura, Silvicultura, Geología, Producción, Defensa, Gestión del Riesgo de Desastres, entre otras.

¿Qué significa Satélite de Observación de la Tierra? Como su propio nombre lo explica, el satélite de este tipo tiene la capacidad de “observar” el territorio, tomando y enviando imágenes. Para esto, el satélite cuenta con un telescopio que capta imágenes a medida que orbita nuestro planeta, cuando pasa sobre zonas iluminadas por el Sol.

Existen satélites con otros tipos de misiones, tales como:

– Satélites de Comunicaciones, cuya finalidad es permitir un enlace de telecomunicaciones entre diversos lugares del planeta para brindar servicios como televisión, telefonía o internet. En el Congreso de la República del Perù se baraja un proyecto de ley para declarar de interés nacional la adquisición de un satélite de comunicaciones.

– Satélites para Navegación Global, los cuales transmiten permanentemente desde el espacio señales para que los dispositivos receptores en tierra puedan determinar la posición en la que se encuentran (ejemplos: GPS, Glonass).

– Satélites Meteorológicos, los cuales se encuentran en una órbita ecuatorial y geoestacionaria (GEO) a unos 36,000 kilómetros de distancia de la Tierra y son utilizados principalmente para registrar el tiempo atmosférico con la finalidad principal de monitorear y pronosticar el clima; así como alimentar modelos meteorológicos de la Tierra.

Cabe precisar, que el satélite PeruSAT-1 se encuentra en una órbita baja (LEO) que cruza los polos, a 702.5 kilómetros de distancia de la Tierra. El satélite se desplaza a una velocidad de 27,000 km/h, a diferencia de los satélites en órbita GEO que se encuentran mucho más distantes de la Tierra y orbitan de manera sincronizada con la rotación del planeta.

Bajo las condiciones descritas, desde su puesta en operación en diciembre de 2016, el PeruSAT-1 ha adquirido un total 102,211 imágenes de la superficie terrestre, las cuales constituyen un importante archivo nacional que es utilizado por más de 70 entidades públicas ya registradas en el Cnois a la fecha.