La subsidiaria brasilera de Thales, Omnisys, ha recibido la calificación para el desarrollo y producción local de transductores en su Centro de Excelencia en Sonares, inaugurado en enero de 2016, en la ciudad de São Bernardo do Campo (Estado de Sao Paulo). La empresa ha recibido inversiones superiores a 20 millones de reales, unos seis millones de dólares, convirtiéndose en la primera empresa brasilera con la infraestructura industrial para fabricar sonares, en el mismo país.

Este logro es el resultado de un extenso proceso iniciado en el año 2015. Un aspecto importante del proyecto fue concluido en la última semana, con las pruebas finales llevadas a cabo en la piscina del Instituto de Investigaciones de la Marina (IPqM), uno de los principales socios de Omnisys en el proyecto.

El proceso se desarrolló en cinco etapas, incluyendo la búsqueda de materiales y proveedores locales, transferencia de la tecnología necesaria para especialistas locales e instalaciones brasileras, y la fabricación de maquinarias para el proyecto. Finalmente, los resultados da validación fueron comparados con otros equipos producidos en Francia para comprobar el mismo patrón de calidad exigida por el mercado global.

Según Thales, este proceso confirma que Omnisys está calificada para producir transductores en el país para el mercado local de sonares, así como para la cadena global de suministros de Thales. Además, valida la capacidad industrial, posibilitando la producción completa de sonares en Brasil.

Los transductores que serán fabricados en Brasil operan en modo pasivo y activo, son utilizados en sonares para navíos de superficie, fragatas o corbetas.