El Ejército de Estados Unidos (U.S. Army) le ha adjudicado un contrato a BAE Systems que habilita el inicio de la fase de producción en serie de la nueva variante del obus auto-propulsado M109A7 y su vehículo suministrador de municiones M992A3.

El contrato comprende una adjudicación inicial de 413.70 millones de dólares para ejecutar la tercera y última opción de la fase de producción inicial a bajo ritmo. También se han implementado opciones para empezar la produción en serie, que de materializarse elevará el valor de la adjudicación a aproximadamente 1,700 millones de dólares.

BAE Systems inicialmente producirá 48 obuses autopropulsados M109A7, con opciones que establecen la fabricación de 60 vehículos por año, por aproximadamente tres años durante esta etapa. El M109A7 comprende un nuevo diseño de chasis para mejorar el desempeño, capacidades mejoradas de desempeño, componentes comunes a otros vehículos del ejército estadounidense, entre otros. Se trata de una significativa actualización del M109A6 Palladin, utilizando el armamento de éste y la estructura de la torreta, con provisiones para la integración de componentes del tren de rodaje y suspensión comunes al vehículo de infantería de combate Bradley. La comunalidad de componentes reduce el costo total del programa y su huella logística, además de suministrar movilidad mejorada.

El M109A7 se apalanca en tecnologías de otros programas en materia de generación, distribución y administración de potencia eléctrica, acoplado a un sistema eléctrico de alto voltaje para el movimiento del arma y el sistema de alimentación de proyectiles. En un entorno digital se integra en el vehículo un significativo margen de crecimiento a futuro, acomodando los requerimientos para redes de gestión del Ejército. Las comunalidades se extienden al programa Armored Brigade Combat Team, que incluye al Bradley y a la familia de vehículos blindados Armored Multipurpose Vehicle Family (AMPV).