La Armada Argentina, a través de su vocero, el capitán de navío Enrique Balbi, ha anunciado la detección de seis contactos en el fondo marino, en la búsqueda del desaparecido submarino ARA San Juan. Dos de estos contactos han sido descartados al haberseles identificado como buques pesqueros hundidos.

Los seis contactos han sido posicionados, uno pertenece a un buque pesquero hundido en el año 2000, su ubicación está marcada en las cartas náuticas. El segundo contacto no estaba registrado, aunque se ha sugerido que pertenece a una embarcación pesquera (potera).

A los cinco buques que escudriñan el lecho marino en la zona sele sumará mañana el aviso ARA Islas Malvinas llevando a bordo un vehículo sumergible remoto ROV de origen ruso y que tiene capacidad para sumergirse hasta 1,000 metros de profundidad. El domingo próximo se les unirá el buque estadounidense Atlantis con un ROV a bordo que puede descender hasta los 6,000 metros de profundidad.

Cabe indicar que la Armada Argentina ha dado por finalizada la fase de búsqueda y rescate (SAR) del submarino, Lo que lamentablemente implica que las probabilidades de rescatar a los 44 tripulantes son nulas. En la campaña SAR han participado 16 buques de la Armada Argentina, nueve aeronaves (tres de estas de la Armada Argentina), 4,000 personas (3,200 de la ARA). La siguiente fase de búsqueda del submarino tiene el objetivo de localizar el submarino y una vez ubicado decidir los pasos a seguir, que dependerán en gran medida de la profundidad en la que se haya asentado el submarino.

Foto: Armada Argentina