(maquina-de-combate.com) Peter Watson, Lima – La Marina de Guerra del Perú requiere llevar a cabo un estudio de pre-inversión a nivel de perfil para diagnóstico stuacional para el mejoramiento de medidas de control de las avenidas del Río Rímac en la Base Naval del Callao, para lo cual requiere de los servicios de una empresa consultora, estableciendo un valor referencial de 241,003.20 soles para los servicios. Debido a los fenómenos naturales que han azotado la costa peruana de manera periódica y a su intensidad en la forma de lluvias, desbordes de ríos y deslizamientos de tierra, de particular intensidad este año, las defensa ribereñas en la porción del río que atraviesa la base se han visto afectadas y requieren trabajos de mejora.

El Plan Estratégico Administrativo de Mediano Plazo 2016 – 2021 de la Marina de Guerra del Perú establece en su Objetivo Institucional F que la institución debe “contar con medios materiales con el óptimo grado de alistamiento para el cumplimiento de las tareas exigidas por la misión y el planeamiento de la Defensa Nacional”. La Base Naval del Callao es una base naval principal, la más importante de la costa del Perú. El río Rímac atraviesa la base y la divide en dos y tal como se ha comprobado a inicios de año existe un riesgo de inundación proveniente de los ríos de la costa.

Cuenca del Río Rímac y efectos de las lluvias
La Cuenca del Río Rímac se divide en tres partes. La Cuenca Alta, entre 5,200 y 3,500 metros sobre el nivel del mar, un valle extremadamente angosto con paredes y pendiente muy empinada, caudal torrentoso y lecho generalmente empedrado de tamaño considerable, características pluviales de moderada a fuerte intensidad. La Cuenca Media, entre 3,500 y 1,000 metros sobre el nível del mar, una zona con pendiente más suave en la que el caudal tiende a disminuir su característica torrentosa, en algunos sectores la sección transversal se ensancha, el lecho generalmente tiene gravo gruesa y rocas dispersas de tamaño considerable, características pluviales de ligera a moderada intensidad y eventualmente de fuerte intensidad. La Cuenca Baja, de altitudes menores a 1,000 metros sobre el nivel del mar, una zona con escasa precipitación, pendiente en gradual disminución, la sección transversal es más ancha y en la desembocadura se amplía más el cauce generalmente compuesto por grava delgada y fina, en algunos sectores se forman islotes. Fácilmente puede desbordarse debido a la persistente sedimentación de material en el lecho del río.

Segùn indica la Marina de Guerra del Perú el “Estudios del Balance General Realizado de la Distribución Espacial de la Precipitación en el Perú durante Eventos Niño 1982-1983 y 1997-1998” el Senamhi se concluye que a febrero de 1983 el 47% de esta región hidrográfica estuvo afectada por deficiencias pluviométricas, el 25% tuvo un comportamiento normal y el 28% del territorio fue afectado por exxcesos pluviométricos. Un mes después los húmeros fueron 40%, 24% y 28%.

A febrero de 1998 el 17% de esta región hidrográfica estuvo afectada por un comportamiento normal de la precipitación mientras que el 83% del territorio fue afectado por excesos pluviométricos. Un mes después la situación varío a 24% y 76%, respectivamente.

La presencia de riesgos dentro de la Base Naval del Callao ocasionarían la inoperatividad de la misma y dejar de prestar servicios a unidades y dependencias navales.

En 1984 y 1994 la Región Callao sufrió el desborde del río Rímac en un área de 50.30 hectáreas, de las cuales el 30% era de uso residencial y el otro 70% eran instalaciones militares, astilleros, depósitos de combustibles, minería. La inundaciones generaron gran daño en la infraestructura, sistemas de agua dulce, sanitario, eléctrico, en las operaciones portuarias en el ámbito naval y comercial, entre otros. Después del desborde de 1994 el gobierno de entonces dispone la rehabilitación de de las defensas de la ribera del Río Rímac.

Hacia fines de abril de este año la cuenca del río Rímac ha sido azotada por intnesos precpitaciones pluviales, resultando en huaicos, erosión fluvial, desbordes e inundaciones. En la cuenca alta y media al caer el agua al suelo ocurre un proceso de infiltración, pero cuando las lluvias son continuas el suelo se satura, lo que produce huaicos, tal como sucedió en marzo y abril de este año.

Situación de la Base Naval del Callao
Según las estadísticas de la Base Naval del Callao, hace 14 años que se ha efectuado un refuerzo y mejoramiento de la defensa ribereña del sector entre Puente Gambeta – Puente Citen y la desembocadura del Río Rímac en forma completa y técnicamente, solamente se han efectuado reparaciones menores de las riberas con material extraído del cauce, situación que demanda de una alternativa para evitar inundaciones.

En el tramo del río dentro de la Base Naval del Callao se han producido la erosión del talud las riberas entre cuatro a cinco metros en cada una, incrementándse el ancho del cauce entre el puente Gambeta y la desembocadura del río, lo que representa un riesgo de no tomar medidas correctivas.

La base naval ha sufrido inundaciones en 1984 y 1994 por el desborde del río, afectando servicios básicos, transitabilidad, la continuidad operativa y administrativa, y la recuperación ha representado un elevado costo económico. La sedimentación originada por la erosión del cauce, materiales de arrastre y huaicos, lo que sumado a la poca pendiente y baja velocidad de flujo hace que el lecho del río sea altamente sedimentable, convirtiendo a la zona de desembocadura dentro de la Base Naval del Callao enuna zona de permanente riesgo de inundación.

A consecuencia del reciente fenómeno climatológico, el río Rímac arrastró un gran volumen de sedimento por su cauce hasta su desembocadura, sedimento que se ha depositado en el cauce y el delta, condición que está originando un traslado de sedimentos hacia el sector de la rada interior para su posterior sedimentación, pudiendo restringir la navegación, maniobra, atraques, desatraques de las unidades navales, comerciales y la reducción del colado de los muelles navales y privados.

Las aguas provenientes de la napa freática y aguas de escorrentía subterránea provenientes de las lluvias en la cuenca alta y media han ocasionado que la napa freática se leeve y emerja en zonas bajas. El gran volumen de agua durante este último período de lluuvias ha generado el afloramiento en las instalaciones del Instituto de Eduación Superior Tecnológico Público Naval (Citen), Fuerza de Operaciones Especiales, Estación de Misiles, Dirección de Inteligencia Naval, entre otros, generando deterioro de las instalaciones.

La Dirección de Hidrografía y Navegación señala que el material extraíble desde el puente Gambeta hasta 400 metros de aguas abajo del puente Citen es de 178,096 metros cúbicos, señalando que en el año 2016 el material era de 17,456.18 metros cúbicos, un incremento considerable desde entonces. La empresa Agrecom S.A.C. está bajo contrato para descolmatar el Río Rímac entre el puente Faucett y us desembocadura en época de estiaje, de abril a noviembre, con la salvedad que de sobrevenir un caudal no contemplado ni previsto sobre el flujo normal no se le puede atribuir responsabilidad a la empresa por los daños a terceros. Existe entonces la posibilidad de que un volumen fuera de lo normal no permita la descolmatación del cace hasta la cota rasante, recomendada por la Dirección de Hidrografía.

Se requiere de la colocación de defensas ribereñas o controladores ribereños entre el Puente Gambeta y la desembocadura para reducir la velocidad dela corriente cerca a la orilla, desviar la corriente de la orilla al ocurrir desbordes, prevenir la erosión de los márgenes del río para establecer y mantener un ancho fijo y estabilizar el cauce fluvial, y controlar la migración de meandros.

Las empresas que pueden cumplir con el requerimiento son Innova Contratistas S.A.C., Ingeniería & Desarrollo S.A.C. y JLA Ingeniería y Construcción S.A.C.

Fotos: Ministerio de Defensa del Perú, Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú