Proyecto 636.3

(maquina-de-combate.com) Redacción, Lima – Un submarino de ataque de la Armada de Rusia, la cuarta unidad de la Clase Kilo Mejorado o Proyecto 636.3 que se une a la Flota del Mar Negro, ha generado en los últimos días toda clase de comentarios en la prensa internacional, especializada o no, por el interés mostrado por diversos elementos militares de la OTAN que incluyen al grupo de tarea del moderno portaaviones estadounidense CVN-77 USS George H. W. Bush.

En su traslado desde el Mar Báltico, iniciado en mayo pasado, para unirse a la Flota del Mar Negro de la Armada rusa, el submarino Krasnodar se desplazó buena parte de su trayecto inicial en la superficie marina, captando el interés de buques y aeronaves de Armadas pertenecientes a la OTAN. Siempre será de interés captar las diferentes firmas de un producto militar sobre el cual no se tiene mayor data, o si incluso se tiene información, validarlas o actualizarlas.

Así, el submarino Kilo Mejorado fue escoltado por diversos navíos, entre estos, en algún momento de la travesía por la fragata británica HMS Somerset y su helcóptero naval Wildcat. El submarino no se sumergió hasta alcanzar el mar frente a las costas de Libia, donde realizó ejercicios militares, supuestamente para mostrar a la Armada de Egipto las capacidades del submarino. De acuerdo a información extraoficial, el gobierno de Egipto está interesado en la compra de números adicionales de submarinos para su Armada.

El 29 de mayo de 2017 el Krasnodar dispara sumergido una serie de misiles crucero en dirección de la ciudad de Palmyra, en Siria. Según analistas, los misiles no recibieron actualizaciones de trayectoria a media ruta sino que enfilaron directo a sus objetivos. Una muestra más de las capacidades de ataque del submarino del proyecto 636.3.

En los últimos días de junio el submarino vuelve a disparar misiles crucero hacia Siria, mientras el portaaviones George H.W. Bush se encontraba al sur de los mares de Chipre. Información extraoficial indica que estos disparos fueron observados por una fragata de la Marina Nacional de Francia y una aeronave de vigilancia de la Armada de Estados Unidos.

Cabe anotar que Rosoboronexport, la agencia de promoción de exportaciones de equipos y sistemas de armas de Rusia, promociona los submarinos de la Clase Kilo Mejorado como los más silenciosos del mundo.

Según datos del Astillero del Amirantazgo (Admiralty Shipyard), fabricante de los submarinos de ataque Kilo, el Proyecto 636 es un submarino multipropósito diseñado para misiones de combate contra buques de superficie, submarinos hostiles, bases navales y bases de defensa, zonas costeras y rutas marítimas, pudiendo también realizar operaciones furtivas de reconocimiento y otras tareas. De doble casco, líneas mdernas, alta reserva de flotabilidad, el submarino se divide en seis compartimientos estancos, lo que le permite mantenerse a flote incluso con inundación en uno de sus compartimientos y al mismo tiempo proseguir con las operaciones de combate.

Clasificado por la OTAN como Kilo Mejorado (Improved Kilo), el submarino desarrolla hasta 20 nudos sumergido, opera usualmente a 240 metros de profundidad, pudiendo alcanzar hasta 300 metros. Tiene una autonomía de 45 días, su tripulación consta de 52 personas, desplaza 2,350 toneladas métricos en superficie y alrededor de 3,125 toneladas sumergido, tiene una eslora de 73.80 metros, manga de 9.90 metros, alcance sumergido a velocidad económica de 640 kilómetros, puede utilizar los misiles crucero Kalibr 3M54, entre otros.

El programa de fabricación de los seis submarinos Kilo Mejorado para la Flota del Mar Negro se completaron el año pasado.

Catalogados en la Armada de Rusia como Clase Varshavyanka, se espera incorporar seis unidades en la Flota del Pacífico hacia el año 2022. El contrato correspondiente se firmó durante la exposición internacional Ejército 2016 (Army 2016), en septiembre del año pasado, mientras que hacia finales de julio pasado, el Admiralty Shipyards llevó a cabo la ceremonia de inicio del proceso de construcción de dos de estos submarinos, el Petropavlovsk-Kamchatsky y el Volkhov.

Foto: Internet