USD2,138 millones en 2018

(maquina-de-combate.com) Redacción, Lima – El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú ha revelado que el gobierno invertirá 49,543 millones de soles, más de 15,000 millones de dólares, en la instalación de servicios de agua potable y desagüe hacia el año 2021 para que un 84% de la población rural tengan acceso a estos servicios de agua potable y un 70% a servicios de desagüe, mientras que la cobertura en ambos rubros para la población urbana será total, al 100%.

El anuncio fue revelado por el ministro de Vivienda, Carlos Bruce en su intervención en la conferencia “Motores de Crecimiento 2018”, llevada a cabo el 5 de octubre en el Hotel Westin de la ciudad de Lima, bajo la organización de la Cámara de Comercio Peruano-China. El impresionante presupuesto asignado a la implementación de los servicios básicos de agua y desagüe, permitirá incrementar en los próximos años la cobertura de tan fundamental servicio para la gran mayorìa de peruanos, en línea con uno de los compromisos de la campaña electoral del presidente Pedro Pablo Kuczynski para el cierre de brechas.

El presupuesto para financiar las obras de agua y saneamiento para 2018 asciende a aproximadamente 7,000 millones de soles, unos 2,138 millones de dólares al tipo de cambio vigente. La ejecución presupuestal para el presente año fiscal cerrará en unos 3,500 millones de soles.

Bruce reveló que cada mes se asignan entre 300 y 400 millones de soles para financiar la ejecución de obras de saneamiento a nivel nacional. Indicó asimismo que su gestión le dará prioridad al fortalecimiento y modernización de las Empresas Prestadoras de Saneamiento (EPS), de las cuales, 13 están a la fecha intervenidas por el Ministerio de Vivienda de camino a una privatización de las mismas, al tiempo que confirmó que Sedapal, la empresa estatal a cargo de la captación y distribución de agua, no será privatizada por la complejidad de sus operaciones.

Cabe indicar además se los beneficios evidentes en la salud de la población nacional, en particular de los niños, que las inversiones en los servicios de agua potable y saneamiento tendrán un efecto muy positivo en el incremento en la productividad laboral de la Población Económicamente Activa (PEA).

Planta de tratamiento de agua potable de la EPS Sedam Huancayo, en el Departamento de Junín.

Foto: Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento del Perú