El tercer avión civil desarrollado por Rusia desde la caída de la URSS

(maquina-de-combate.com) Redacción, Moscú – Rusia se prepara para el lanzamiento de su tercer avión civil desde la caída de la URSS. Después de Sukjoi Superjet 100 (SJJ-100) y MC-21, se prevé la llegada del IL-114-300. La aeronave turbo propulsada tendrá capacidad de 64 pasajeros y la longitud del vuelo será 2,000 kilómetros, siendo considerada una excelente opción para rutas regionales. La corporación estatal Rostec, el mayor conglomerado industrial de Rusia, empieza las pruebas del motor TB7-117CT del nuevo avión.

El IL-114-300 representa más un paso en la conversión sistemática de las tecnologías militares de Rusia a la aviación civil. El avión tiene potencial para los países que están enfocados en el desarrollo del tráfico aéreo local y regional.

La aeronave sacará provecho de la infraestructura desarrollada para los dos aviones: para SSJ-100, el primer avión de uso civil de Rusia ya lanzado al mercado y para MC-21, el modelo de fuselajes estrechos de corto y mediano alcance, que puede salir a la producción en serie a finales de 2017. La dicha infraestructura – almacenes, centros de enseñanza, logística, socios por todo el mundo, centros del mantenimiento técnico y bases de soporte material – creada para los aviones SJJ-100 y MC-21 también será usada para el IL-114-300.

Se planea construir el IL-114-300 y empezar las pruebas de vuelo en 2018. La certificación del motor TB7-117CT debe ocurrir hasta 2020. La producción en serie empezará en 2021. Hasta 2022, la meta de producción es de 12 aviones a cada año.

Pruebas del motor TB7-117CT en una aeronave IL-76.

La importancia del motor TB7-117CT
«Después que empezamos las pruebas del motor PD-14 (el más moderno de Rusia), entre otros, ahora tenemos un motor a más. El inicio de las pruebas del TB7-117CT representa un paso importante tanto para Rusia como para la estrategia del Clúster de Aviación de la Corporación Estatal Rostec – que prevé la convergencia de tecnologías militares para el uso en la esfera civil. Creemos que la construcción de motores es un elemento clave en la aviación y posicionará a Rusia como socio potencial en el mercado global – incluso con un producto altamente competitivo, tanto a nivel de precio como desde el punto de vista del mantenimiento postventa», destaca Anatóly Serdiukóv, director industrial del Clúster de Aviación de Rostec.

El TB7-117CT se puede instalar tanto en aviones civiles como militares. Es una modificación forzada del modelo ТВ7-117СМ y con características técnicas y de vuelo aún más amplias. La potencia de despegue es de 3.000 litros por segundo y de contingencia es de 3.600 litros por segundo. El motor funciona en conjunto con el hélice de avión AB112 (diseñado por «NPP Aerosila»), que permite que la potencia y el empuje frontal sean aún mayores.

El TB7-117CT posee un sistema de control automático que coordina el funcionamiento del motor y de la hélice del avión. Ese control, en conjunto, permite usar la potencia del motor y de la hélice de una forma máxima y general, elevando la eficacia del grupo propulsor. Ese avance permite, en particular, el aumento de la capacidad de carga, acortando el tiempo de recorrido de arranque.

Cabe destacar que el motor TB7-117CT se produce por completo con piezas, nudos y componentes rusos. Durante las pruebas, se planea realizar 20 vuelos en el laboratorio volador IL-76ll, en todos los diapasones de velocidad y altura necesarios para aviones IL-112B y IL-114-300. Una vez superadas estas pruebas, se podrá implementar el motor en aeronaves.

El motor TB7-117CT también será usado en el avión militar de transporte IL-112B, lo que permitirá a la aeronave subir hasta 5 toneladas con carga máxima, capacidad de acoger a 44 pasajeros y volar a una distancia de vuelo de 2.400 kilómetros. Se planea empezar la producción en serie del IL-112B en 2019, llegando a alcanzar 12 aviones por año en la planta PAO VASO.

Envío especial de Rostec