(maquina-de-combate.com) Redacción, Lima – La Armada de Estados Unidos le ha adjudicado un contrato de 119 millones de dólares a Raytheon para el inicio del proceso de integración de una nueva cabeza de búsqueda multimodo (multimode seeker) en el misil crucero Tomahawk Bloque IV con la finalidad de facilitarle enganchar e impactar en blancos móviles en el mar.

La adjudicación del contrato es la respuesta a un requerimiento prioritario de la Armada estadounidense para desplegar tal capacidad hacia el año 2022, para así preservar la cualidad tecnológica de avanzada de esta arma, que ha sido utilizada en gran cantidad de oportunidades en combate, aunque principalmente contra objetivos fijos en tierra.

La modificación le hará complicado a buques de superficie eludir al Tomahawk.

Otro contrato de la Armada le permite a Raytheon trabajr en la modernización del software y la suite de radio del Tomahawk.

El misil crucero Tomahawk puede ser lanzado desde submarinos o buques de superficie, tiene capacidad para impactar objetivos de valor estratégico a 1,600 kilómetros de distancia con gran precisión y mínimo daño colateral.

La campaña de recertificación del Tomahawk Bloque IV se llevará a cabo en 2019, extendiendo el horizonte de vida útil del misil en 15 años.

Foto: Raytheon