(maquina-de-combate.com) Redacción, Lima – Boeing ha revelado hace unos días que la flota global de aviones de combate FA-18 ha alcanzado la histórica cifra de 10 millones de horas de vuelo. Según el fabricante, en el caso de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, siempre, las 24 horas del día, siete días de la semana, los 365 días del año, tiene algún caza Super Hornet o Growler en el aire.

La familia FA-18 está compuesta por la variante original FA-18C/D Hornet, la variante evolucionaria FA-18E/F Super Hornet, la variante de guerra electrónica EA-18 Growler y la última variante Advanced Super Hornet, equipada con tanques conformales de combustible, fuselaje modificado y pod central para carga de armamento y recuddión de la firma cruzada al radar.

Actualmente, entre la Armada y el Cuerpo de Infantería Naval de Estados Unidos, se cuentan más de 1,200 ejemplares del FA-18, un caza que ha sido probado en combate y a pesar de la introducción de cazas furtivos como el F-35 Joint Strike Fighter se la está ingeniando para continuar captando compras del Departamento de Defensa de Estados Unidos al representar una solución de menor costo, conocida por las Fuerzas Armadas, tanto a nivel de pilotos como personal técnico.

Boeing ha intentado colocar el caza Super Hornet en países de Latino América, habiendo sido uno de los postores en el concurso de la Fuerza Aérea Brasilera para la compra-venta de 36 cazas, concurso que finalmente – en diciembre de 2013 – fue ganado por el Saab Gripen NG (Gripen E/F).

En la feria Idex 2013, celebrada en Abu Dhabi, entre el 17 y 21 de febrero de 2013, representantes de Boeing informaron a la prensa internacional sobre el interés del fabricante estadounidense por vender el Super Hornet a Perú y Chile, además de Brasil, que por entonces aún no se decidía por el Gripen NG, o por lo menos aún no confirmaba oficialmente su selección del caza sueco.

Advanced Super Hornet

Foto: Boeing