En el Fuerte Benning, Estado de Georgia, Estados Unidos

(maquina-de-combate.com) Peter Watson, Lima – Una delegación del Ejército del Perú (EP) encabezada por el comandante general, general Luis Ramos Hume, se trasladó desde hace unos días al Fuerte Benning, ubicado en el Estado de Georgia, Estados Unidos, para participar en la ceremonia de clausura de tres cursos académicos (teóricos y prácticos) del Instituto de Cooperación para la Seguridad Hemisférica Occidental, Whinsec, ocasión en la que la delegación ha aprovechado para evaluar los vehículos blindados LAV III/Stryker 8×8 que el Ejército de Estados Unidos ofrece a Perú.

Llevada a cabo este 24 de agosto 2017, la quinta ceremonia de graduación combinada ha otorgado los diplomas correspondientes a los graduados del curso de Formación de Liderazgo para Cadetes, de la Escuela de Liderazgo y Táctica, un curso de cuatro semanas en el que han participado 159 estudiantes de Colombia, Estados Unidos y Perú; del curso de Planeamiento, Manejo y Respuesta a Crisis y Alivio Humanitario,de la Escuela de Educación Profesional Militar, un curso de cinco semanas en el que han participado 29 estudiantes de Colombia, Honduras, México y Costa Rica; del curso de Formación Profesional Básica de liderazgo para suboficiales de defensa y seguridad, de la Academia de Suboficiales Roy Benavides, un curso de cinco semanas seguido por 27 estudiantes de Perú, Colombia, Chile y Haití.

Como orador invitado, el comandante general del EP, general Luis Ramos Hume, fue anunciado como experto en política exterior y relaciones internacionales, estrategias de defensa, administración de crisis, seguridad y defensa, entre otros, ha revelado que después de muchos años regresa al Fuerte Benning, desde que en 1991 siguió cursos de inteligencia militar y en 1981 un curso de orientación para cadetes en la entonces denominada Escuela de Las Américas.

Gran parte de su discurso se ha dedicado al liderazgo, al que define como la capacidad para influir de forma no cohercitiva en un grupo humano para orientar sus esfuerzos a una tarea común de manera entusiasta. Define también el ascendiente como la influencia y predominio moral que se gana un líder que actúa siempre dando el ejemplo a los subordinados, proyectando una imagen de confianza a sus subordinados y superiores, teniendo claro los objetivos que debe desarrollar para su institución.

Para el general Ramos Hume, la capacitación que brinda Whinsec es de gran importancia para el Ejército del Perú al brindar herramientas esenciales para militares, entre ellas el liderazgo, que se convierten en buenas prácticas en beneficio de las instituciones militares, y que el cultivo del liderazgo es parte importante de la formación brindada en la Escuela Militar de Chorrillos, en Perú.

Agrega que resulta de fundamental importancia el estudio del liderazgo y que la formación de un líder, futuro oficial del Ejército, es permanente en niveles de comando, mando y conducción, teniendo como vector fundamental la capacidad en el ejercicio del mando. El desafío del verdadero líder es buscar mejoras y que mejor sí provienen desde el mismo grupo o sección, con un espíritu colaborativo. Resolver problemas en emergencias, ser flexibles a situaciones atípicas, trabajar en equipo, fijarse como meta que su personal logre empatía social, entre otros.

Según el general Ramos Hume, los militares deben adaptarse rápidamente a nuevas organizaciones para operativizar la respuesta ante nuevos escenarios y trabajar de forma confiable y cohesionada, abordando el liderazgo desde una organización militar es importante resaltar la flexibilidad de las FFAAs en la planificación de respuestas ante situaciones de crisis, una de las mayores lecciones aprendidas en la catástrofe ocasionada por el Huracán Katrina, que rebasó las capacidades de la policía estadounidense y que se logró resolver cuando el gobierno norteamericano autorizó la intervención de las FFAAs y específicamente de su Guardia Nacional.

En el Perú, indica el general, se tienen ejemplos claros, donde las fuerzas armadas, junto a las autoridades, bajo el iderazgo del Ministerio de Defensa acudió en auxilio de su población, los desastres naturales del verano pasado, con el fenómeno El Niño Costero, y actualmente donde venimos enfrentando los fenómenos climatológicos de Heladas y Friaje en la zona altoandina.

Al asumir el comando institucional, el general Ramos proyectó la política de comando basada en tres pilares fundamentales: Educación, Instrucción y Entrenamiento; Salud; y Bienestar, y según confirmó se están obteniendo resultados que hace tiempo no se lograban. Finalmente reitera su felicitación al prestigioso instituto Whinsec por la conducción de estos cursos, en especial el curso de liderazgo.

En total se han graduado 206 estudiantes.

Fotos: Ejército del Perú