Fragata Aegis

(maquina-de-combate.com) Lima – En un hecho inédito por estas latitudes, la Armada de España ha enviado uno de sus más modernos buques de guerra al Perú, la fragata misilera F-105 Cristobal Colón, para participar en el ejercicio naval internacional Unitas LVIII. La fragata española ha ingresado este 13 de julio al Muelle Comercial de APM Terminals en el Puerto del Callao.

El capitán del navío, capitán de fragata Santiago Vila Barrón, ha presentado su saludo protocolar al comandante general de Operaciones del Pacífico de la Marina de Guerra del Perú (MGP), vicealmirante Fernando Cerdán Ruiz.

La importancia del despliegue de la fragata F-105 no es un hecho menor, no solamente por la tecnología integrada en la misma, que ha motivado la próxima visita a bordo de especialistas del astillero SIMA Perú, sino porque este mismo navío fue desplegado a inicios de año a Australia con la finalidad de apoyar la introducción al servicio del primer destructor Clase Hobart (un derivado de la Clase F-100 Alvaro de Bazán) y promover la propuesta de Navantia para el concurso público internacional Sea 5000, que también utiliza como base estos buques, en un proyecto que apunta a la construcción de hasta nueve fragatas misileras para la Armada del país continente, las que que complementarán a los destructores AWD.

La integración de la F-105 por un período de cuatro meses días ha permitido la familiarización de los marinos australianos con la más reciente versión de las fragatas F-100, ya adquiridas por la Armada de Australia en la forma de los destructores de defensa anti-aérea AWD (Air Warfare Destroyer, la Clase Hobart). Unos 30 marinos australianos pasaron a formar parte de la tripulación de la fragata española.

La Clase Hobart de Australia toma como base la configuración de la fragata F-104 Méndez Núñez y se le agregan actualziaciones como algunos aspectos clave de la F-105, entre éstas motores diésel más potentes que se le asocian a tanques de combustibles mejorados, lo que resulta en un alcance extendido, la integración de un propulsor tranversal en proa, modificaciones en el sistema de escape de gases del sistema de propulsión y mejoras en la habitabilidad.

Asimismo, a la Clase Hobart se le agregan modificaciones a la medida de los requerimientos de la Armada de Australia, tales como el sistema Aegis Baseline 7 y el radar de arreglo en fase AN/SPY-1D(V), capacidades anti-submarinas mejoradas, señuelos contra torpedos, comunicaciones submarinas mejoradas, integración del torpedo MU90, modificación del cañón principal MK45 y su sistema de control de tiro, municiones de alcance extendido para este cañón, modificaciones en el sistema amigo-enemigo IFF, modernización del sistema de defensa muy cercana para incluir utilidad contra amenazas asimétricas, modernización del sistema de guerra electrónica, capacidades IRST mekoradas, capacidades de vigilancia electro-óptica mejoradas, integración de lanzadores de señuelos Nulka, incremento del desplazamiento a 7,000 toneladas métricas, mejoras para operaciones en climas fríos, modificaciones en el hangar, entre otros.

Es el tramo de regreso desde Australia el que el alto mando naval español ha aprovechado para que la fragata F-105 Cristobal Colón se incorpore a las maniobras navales en Perú. El extenso periplo del navío inicia el 9 de enero pasado y se espera culmine el próximo 10 de agosto en el Arsenal de Ferrol, España. Tras los ejercicios Unitas, la fragata realizará una escala en el puerto de Cartagena de Indias, Colombia.

Foto: Marina de Guerra del Perú