Blindado a orugas

(maquina-de-combate.com) Lima – La Bundeswehr de Alemania le ha adjudicado a Rheinmetall Group un contrato para expandir las capacidades del vehículo blindado de infantería de combate Puma IFV del Ejército. La Oficina de la Bundeswehr para Equipamiento, Tecnología de la Información y Servicios de Soporte Baainbw adjudicó el contrato de 260 millones de euros con opciones para integrar componentes adicionales.

El objetivo del programa de modernización es fortalecer las capacidades del vehículo de combate en un número de áreas, incluyendo el desarrollo de una nuevo sistema de armas secundario, independiente de la torreta del blindado, la instalación de tecnología de visualización y el suministro de nuevos dispositivos de entrenamiento.

El nuevo armamento habrá de mejorar significativamente la capacidades de combate y defensa del Puma, será un arma de acción remota (desde el compartimento trasero del blindado). La estación de armas se instalará en la parte trasera del vehículo en lugar de encima de la torreta giratoria, lo que permitirá – según Rheinmetall – enganchar y hacer fuego sobre objetivos a distancias muy cortas, una capacidad especialmente importante en ambientes urbanos. Utilizará municiones de 40 mm, letales y no letales, con un alcance máximo de 400 metros.

El contrato comprende la integración preliminar del arma, la habilitación del producto para producción en serie y la fabricación de tres prototipos. La orden para la producción en serie se ha previsto para el año 2023. La flota entera de blindados Puma será afectada.

En el segmento de tecnologías de visualización se reemplazarán los actuales monitores en blanco y negro y los ópticos asociados por monitores a color de alta performance. Esto suministrará al comandante del blindado y artillero de una vista detallada del terreno alrededor del vehículo y la situación táctica. Facilitará además nuevas posibilidades para misiones de reconocimiento y enganche de objetivos. Una nueva luz de búsqueda infrarroja será montada en la sección trasera del blindado, la que mejorará la capacidades de visión nocturna del conductor. EL contrato incluye la integración de equipos de visualización en tres vehículos y la producción en serie se ha previsto para 2020.

En cuanto a dispositivos de entrenamiento se desarrollarán nuevos recursos para el operador de la torreta del Puma, uno de los subsistemas más técnicamente sofisticados del Puma. El dispositivo contará de la torreta y la sección superior del casco del Puma y en el futuro permitirá entrenar también al comandante, artillero y técnicos de mantenimiento. Las torretas de adiestramiento serán entregadas entre los años 2019 y 2023. El contrato incluye 11 torretas de entrenamiento y la actualización del único sistema en uso.

El Puma se está entregando al Ejército de Alemania desde junio de 2015, en cumplimiento de un contrato por un total de 350 unidades. Se ha proyectado completar las entregas de los blindados en el año 2020.

Foto: Rheinmetall Group