Para el rol de agresores

(maquina-de-combate.com) Lima – El Ministerio de Defensa de Francia habría aceptado la recomendación de la Simmad (Structure Intégrée de Maintien en condition opérationnelle des Matériels Aéronautiques du ministère de la Défense o Estructura Integral de Mantenimiento en condición operacional de los Materiales Aeronáuticos del Ministerio de la Defensa) y ha aprobado la venta de 63 cazas Mirage F1 a la empresa estadounidense ATAC (Airborne Tactical Aadvantage Company).

La noticia fue revelada por el diario francés Tribune.

ATAC es una subsidiaria del grupo Textron y suministra servicios de entrenamiento táctico a la Armada de Estados Unidos y la Fuerza Aérea de Estados Unidos en la forma de cazas agresores y rutinas de adiestramiento con estas aeronaves de combate con la finalidad de preparar a los pilotos militares en escenarios realistas.

El último caza Mirage F1 de la Fuerza Aérea de Francia fue retirado del servicio activo el 13 de julio de 2014, siendo reemplazados por los Mirage 2000 y Rafale.

De acuerdo a Tribune, la compra-venta de los 63 aparatos se ha cotizado en alrededor de 21 millones de euros. De este lote, ATAC tendría el objetivo de utilizar entre 30 y 45 ejemplares como agresores. Se estima que unos 32 aviones estarán nuevamente en condiciones de vuelo tras una inspección y el resto de los Mirage F1 requerirían trabajos mayores. Es también probable que algunas de estas aeronaves sean utilizadas como fuente de repuestos.

Fotos: Fuerza Aérea de Francia