(maquina-de-combate.com) Lima – La Fuerza Aérea Argentina (FAA) ha anunciado que los aviones de combate A-4AR que prestan servicios en la V Brigada Aérea han acumulado 25 mil horas de vuelo, contabilizados desde su primer ferry al país sudamericano y llegada a base en el año 1997.

Las pérdidas de aeronaves en el Conflicto de Las Malvinas en 1982 lleva a la FAA a analizar las alternativas a su alcance para recuperar sus capacidades operativas. Entre las opciones estudiadas se incluyeron a los monomotores F-16, de complicada venta por la oposición británica.

Transcurridos los años, hacia finales de 1994, en diciembre para ser más preciso, el gobierno argentino logra concretar la compra-venta de 32 aviones monoplazas A-4M Skyhawk y 4 biplazas OA-4M del inventario del Cuerpo de Infantería de Estados Unidos (Marines). Los 18 primeros ejemplares fueron reacondicionados en instalaciones de Lockheed Martin en Estados Unidos y la diferencia en la Fábrica Militar de Aviones, por entonces en manos de no otra que Lockheed Martin.

Los aviones argentinos integran radar multimodo APG-66, modificado para encajar en el reducido fuselaje del Skyhawk; motor J-52P-408 de Pratt & Whitney; mandos Hotas (Hands On Throttle And Stick); HUD; cabina con dos pantallas multifuncionales e instrumentos analógicos; asientos de eyección cero-cero; computadores digitales; sistema de alerta de misiles RWR; dispensador de bengalas y chaff; dos cañones de 20 mm; sonda fija de reabastecimiento de combustible, entre otros.

Un número reducido de estas aeronaves se mantiene en servicio activo.

Foto: Fuerza Aérea Argentina