(maquina-de-combate.com) Lima – La Armada de Chile ha recibido el visto bueno del Ministerio de Defensa para iniciar la marcha hacia la eventual adquisición de los submarinos que habrán de reemplazar a los dos submarinos de ataque 209/1400 que prestan servicios y que se espera sustituir para cuando alcancen los 40 años de vida útil, alrededor del año 2024.

Según reporta Infodefensa, la Armada de Chile estaría interesada en una nueva clase de submarinos con capacidad oceánica, de propulsión diésel eléctrica.

La adquisición de un número no especificado de nuevos submarinos, probablemente en relación 1 a 1, se llevará a cabo a través de una licitación pública internacional y se estima que la competencia principal girará en torno a los productos de DCNS (Scorpéne 2000), ThyssenKrupp Marina Systems (U214) y Saab Kockums (A26). Cabe anotar que la Armada de Chile tiene además en servicio a dos submarinos Scorpéne, el SS-22 Carrera y el SS-23 O´Higgins, que de hecho los adquiere como cliente de lanzamiento del producto y que a la fecha son los submarinos más modernos de la región.

Los dos submarinos 209/1400L de la Armada de Chile son el SS-20 Thomson y el SS-21 Simpson, incorporados en 1982 y 1984, respectivamente, tienen 59.50 metros de eslora, calado de 5.50 metros, desplazan 1,260 toneladas en superficie y 1,390 toneladas sumergido, tienen ocho tubos lanzatorpedo, desarrollan 11 nudos en superficie y 21.50 nudos sumergido.

SS-20 Thomson

Foto: Armada de Chile