(maquina-de-combate.com) Lima – El astillero estatal español Navantia ha enviado a Arabia Saudita una delegación encabezada por su máximo representante, su recientemente nombrado presidente, Esteban García Villasánchez, quien habría viajado por estos días al país árabe para asegurar de una vez por todas el contrato para la construcción y mantenimiento de cinco corbetas con la Armada saudita.

De acuerdo a la Voz de Galicia, este eventual contrato significa una inyección de aproximadamente 2,000 millones de euros al astillero, entidad que de acuerdo a sus estados financieros auditados por Price Waterhouse Coopers registró pérdidas de 19.5 millones de euros en el ejercicio fiscal 2014 y pérdidas de 163.06 millones de euros en 2015. No hemos podido encontrar los resultados de 2016, aunque aparentemente aún no se divulgan.

Diversos medios indican que la orden saudita significan una garantía de carga de trabajo por los próximos cinco años para el astillero, que cuenta con una planilla de aproximadamente 5,300 personas.

En un comunicado de prensa, Navantia resalta que la delegación corporativa sostendrá reuniones con representantes de la Marina y Ministerio de Defensa de Arabia Saudita, “quienes han confirmado el máximo interés por cerrar el contrato de las corbetas”.

Como se puede apreciar la labor de García Villasánchez, a un mes de haber sido nombrado presidente de Navantia, no es poca cosa, tiene un carácter estratégico para la empresa a su cargo, la cual tiene además opciones para cerrar eventuales contratos en regiones como América del Sur, donde diversas Armadas gestionan proyectos de modernización de sus flotas de superficie.

Avante 2200

Foto: Navantia