Se ha conseguido por primera vez realizar reabastecimientos en vuelo con contacto automático por medio de una pértiga

(maquina-de-combate.com) Madrid – Airbus Defence and Space ha demostrado con éxito contactos automáticos durante el reabastecimiento en vuelo (AAR, por sus siglas en inglés) de un caza a través de la pértiga de repostaje de un avión cisterna – un logro que se consigue por primera vez en el mundo.

El avión de desarrollo de Airbus, un A310 MRTT, llevó a cabo seis contactos automáticos con un F-16 de la Fuerza Aérea portuguesa en la demostración de una técnica que la compañía considera muy prometedora para la mejora de las operaciones de AAR durante el servicio.

El sistema no requiere equipamiento adicional por parte del receptor y tiene como objetivo reducir la carga de trabajo del operador de la pértiga, mejorar la seguridad y optimizar la rapidez del AAR en condiciones operativas a fin de aumentar la eficiencia en combate.

Ya en 2019 podría introducirse en la producción actual del A330 MRTT.

La aproximación inicial y la localización del receptor son tareas que lleva a cabo, como es habitual, el operador de repostaje aéreo (ARO, por sus siglas en inglés). A continuación se utilizan técnicas pasivas innovadoras como el procesamiento de imágenes para determinar la posición del receptáculo de repostaje del receptor y, cuando se activa el sistema automático, un sistema de control de vuelo totalmente automático dirige la pértiga hacia el receptáculo del receptor. La manga telescópica que se encuentra dentro de la pértiga se puede controlar de distintas maneras para llevar a cabo el contacto: manualmente por parte del ARO, en modo de mantenimiento de distancia relativa o totalmente automático.

En el vuelo del 21 de marzo que partió de la costa portuguesa, el avión cisterna llevó a cabo los seis contactos programados en condiciones de vuelo de 250 nudos y 25.000 pies en unas pruebas que duraron 1 hora y 15 minutos. Ambas tripulaciones confirmaron que la operación se llevó a cabo sin dificultades.

David Piatti, ARO de pruebas o «boomer» del avión cisterna afirmó: «Lo más importante fue que el sistema pudo localizar el receptáculo. Fue muy satisfactorio porque funcionó a la perfección y pudimos llevar a cabo los contactos con el sistema automático activado, tal y como se planificó. Este procedimiento reducirá la carga de trabajo, especialmente en condiciones meteorológicas adversas».

El piloto del F-16, conocido por su distintivo de llamada «Prime», por su parte, declaró: «La misión de prueba no tuvo ningún contratiempo y se llevó a cabo sin problemas inesperados, lo que es una buena señal. A partir del momento en el que el operador aceptó el contacto, la pértiga se situó inmediatamente en el punto correcto. El contacto en sí mismo fue muy preciso y rápido. Es fácil sentir la diferencia -cuando menos se note en la cabina de pilotos, más precisa es la localización».

Miguel Gasco, responsable del laboratorio incubadora de Airbus Defence and Space que coordina el desarrollo declaró: «Este paso representa un avance fundamental en las operaciones de AAR mediante pértiga. Es un paso muy prometedor para agilizar los contactos, que reducirá significativamente la carta de trabajo del operador y mejorará la seguridad. La operación automática de la pértiga es un pilar importante de nuestro desarrollo del MRTT inteligente que ya está en marcha».

La tecnología de imagen sobre la que se basa la técnica automática de AAR la utilizaba originariamente la división de Airbus dedicada al espacio para desarrollar soluciones de reabastecimiento de satélites en el espacio o para la retirada de escombros espaciales. El laboratorio incubadora de Airbus Defence and Space continuó desarrollando esta tecnología para utilizarla en la aplicación de repostaje.

La foto muestra el primer contacto automático entre el demostrador A310 MRTT y el F-16.

Envío especial de Airbus Defence and Space