(maquina-de-combate.com) Marcelo Cimino, Buenos Aires – El jueves pasado el directorio de la Fábrica Argentina de Aviones “Brig. San Martin” (FAdeA S.A) hizo público su Informe de Gestión correspondiente al período 2016. Más allá de los inevitables matices de tinte político de corte sesgado, dicho informe refleja el virtual congelamiento del programa de remotorización de aeronaves IA-58 Pucará .

Desde la llegada al poder del Ing. Mauricio Macri muchas fueron las versiones que especulaban sobre la continuidad del programa de remotorización, incluso más de un funcionario así lo manifestaba abiertamente, sin embargo durante el período 2016, el programa de remotorización del IA-58 tuvo horas de trabajo y presupuesto asignado. Incluso el proyecto de ley de Presupuesto 2017 aprobado en 2016 contemplaba la suma de 3,832’783,545 pesos para el desarrollo del programa IA-58H Pucará II. Al tiempo que el prototipo AX-561 voló varias veces durante este verano.

Por su parte, el Informe de Gestión 2016 del actual directorio de FAdeA, menciona la remotorización del Pucará, aunque la incluye erróneamente como hito del período (la integración del prototipo de remotorización AX-561 más el primer vuelo de demostración se concretó en noviembre de 2015) destacando en su capítulo 5 un apartado sobre la proyección 2017, donde no se menciona para nada el programa de remotorización de los aviones Pucará. Tampoco menciona nada respecto al Pucará A-575, ejemplar que se encuentra en proceso de recorrida y puesta a punto desde 2016. Solo hace mención a la entrega de seis motores Aztazou XVI G, luego de un proceso de mantenimiento. Lo cierto es que aún con presupuesto asignado para este año, el programa está parado y hay fuertes indicios que señalan que el programa se encuentra desfinanciado por parte del Ministerio de Defensa de Argentina, condicionando de plano su continuidad.

Paralelamente, como si fuera un truco del destino, el día viernes pasado la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) anunció la desprogramación de sus IA-58 Pucará. Aunque tanto usted, estimado lector, como quién escribe sabemos perfectamente que en estas cuestiones no existen las casualidades.

La FAU padeció durante años de un sinnúmero de avatares logísticos para mantener sus IA-58 en línea de vuelo, buena parte debido a los vaivenes que sufrió nuestra industria aeronáutica en los últimos 25 años y también por los problemas acarreados tras el cierre de la fabricación del motor Aztazou XVI G, por parte del fabricante francés Turbomeca (hoy Safran). De donde se deduce que si los Pucará uruguayos tenían alguna posibilidad de sobrevida, ésta estaba directamente ligada al programa de remotorización argentino.

Pocos saben que cuando Lockheed Martin tomó posesión de lo que era la Fábrica Militar de Aviones, al poco tiempo pasó a chatarra todos los utillajes utilizados para fabricar los Pucará e hicieron desaparecer buena parte de los planos que correspondían a este diseño autóctono. O que al poco tiempo de recuperada la Fábrica en el año 2009, el gigante estadounidense Boeing emprendió gestiones para interiorizarse si la nueva FAdeA S.A se encontraba en condiciones de encarar nuevamente la producción en serie del IA-58 Pucará, a fines de presentar el modelo en el programa Light Attack/Armed Reconnaissance (LAAR) asociados con ellos.

Cabe agregar que en 2009 se realizó un estudio sobre la flota de aviones IA-58 existentes en los stocks de la Fuerza Aérea Argentina (FAA), determinándose que las células de la flota argentina tenían 100 mil horas remanentes. Por entonces la flota entera de Pucará volaba unas 2,500 horas anuales, mientras que en épocas de vacas gordas cada avión volaba unas 5,000 horas anuales. Resulta que en el caso de que la flota volara 5,000 horas anuales, el remanente en tiempo de uso sería unos 20 años en tanto si las horas voladas por la flota fuere de 2,500 horas anuales, el remanente en tiempo se extiende a 40 años.

También decir que entre los planes de FAdeA estaba proveer al Pucará de un Sistema de Aviónica Integrado de tecnología avanzada, compuesto por una Computadora de Misión (MC) similar a la del Pampa, aunque más moderna. Al tiempo de beneficiar a los IA-58 remotorizados con equipos Glass Cockpit, iguales a los que monta el Prototipo Pampa III EX-04 (primero de la serie) que responden al Bloque II de Elbit Systems, los cuales son de reducidas dimensiones y pesos, de manera de configurar la cabina sin tener que modificar la pedalera del avión.

Un dato poco conocido es que el prototipo IA-58H Pucará II AX-561 se encuentra equipado con dos nuevos motores Pratt & Whitney PT6A-62, los cuales le brindan mejoras de rendimiento en determinados momentos de vuelo. Siendo que los mismos no disponen de paso negativo, no obstante FAdeA adquirió en su momento un tercer motor del modelo XPT6A-62, el cual dispone del mando Beta de la firma Hartzell con paso negativo, al tiempo que se adquirieron los dos kits correspondientes para llevar a los otros dos motores, al mismo estándar que el XPT6A-62, es decir con paso negativo.

Cabe aclarar, que si bien surgieron problemas como en cualquier programa de actualización, en lo que respecta a los trabajos de integración del conjunto alar con los motores y a su vez con el fuselaje del avión, más la puesta a punto, se cumplieron todas las metas en tiempo y forma, estando el avión listo para volar el 19 de septiembre de 2015, cuando la fecha objetivo era el 21 de septiembre de 2015. Lamentablemente la espera en la asignación de tripulación para efectuar el primer vuelo demoró la concreción del mismo hasta finales de noviembre de 2015.

Procesos innovadores sobre el IA-58 Pucará
Afortunadamente el diseño del Pucará siempre destacó por su robustez. Tal es así que en los años que lleva de uso operativo, solo se han detectado dos puntos donde se repitió una novedad, entre ellas una centesimal fisura en una tapa (que se solucionó procediendo a realizar una perforación de unos 6 mm y un punto estructural a reforzar, este detectado vía programa CATIA (Computer Aided Three Dimensional Interactive Application), sin embargo ninguna de estas recurrencias afectó el uso normal de la aeronave. De todos modos FAdeA desarrolló en su momento un kit específico que contrarresta estas dos novedades, el cual se aplica en la medida que los IA-58 van entrando en mantenimiento, de acuerdo al mandatorio de horas que obligan su inspección.

Otro proceso aplicado es el método de triangulación de medición, que somete a cada célula en particular la a un control de medidas donde claramente se determinan las deformaciones de la misma, ante el esfuerzo por el trabajo y tensiones recibidas en su vida útil. Además se somete toda la estructura del avión a controles de corrosión, reemplazo de partes metálicas que así lo requieran, tanto sea chapa conformada y térmicamente tratada como partes mecanizada por CNC (Control Numérico Computarizado). A modo ilustrativo decir que, el IA-58 Pucará cuenta con un fatigómetro mecánico, el cual lleva el registro de las veces que la célula fue sometida a esfuerzos G.

Si bien el IA-58 Pucará es una aeronave que entró en servicio en 1975, en estos últimos años se llevó un proceso de reingeniería, moderno sotfware, desarrollándose métodos y procedimientos de ensayo que han permitido mejorar e incluso diseñar nuevos elementos. Un ejemplo de ello es el uso intenso de los programas ANSYS y Flowmaster. Estos permiten desarrollar prototipos virtuales de gran exactitud permitiendo observar en imágenes completas diversos escenarios y situaciones imposibles de alcanzar a ver en un prototipo “físico” como ser el comportamiento de fluidos en diferentes situaciones dinámicas en relación con los factores externos propios de perfiles de vuelo, condiciones del mismo etc.

Breve Reseña histórica sobre el programa de Remotorización:
En 2012 FAdeA realizó el proceso de selección que reemplazaría al motor Astazou XVI G entre 4 modelos. La decisión final fue tomada por el Ministerio de Defensa de entonces, con la selección del comprobado motor Pratt & Whitney PT6A-62 de la firma Pratt and Whitney de Canadá y hélice Hartzell de cuatro palas de material compuesto. Asimismo, a solicitud del Ministerio de Defensa se realizó el proceso de selección de la empresa Integradora del motor, resultando seleccionada la Empresa Israel Aerospace Industries (IAI) de Israel(3).

El refit del avión IA-58 Pucará fue validado según Aceptación de Modelo DGAMC Nº14/12 en diciembre 2012.

Específicamente en el caso de la aeronave IA-58 Pucará, se desarrollan diferentes actividades para el incremento de las capacidades de ingeniería, el mantenimiento de la fabricación de partes asociada a dicha aeronave, recuperación de capacidades básicas y remotorización para la incorporación del motor PT6A-62 en lugar del motor Astazou XVI G.

Paralelamente se completaron las 8 aeronaves previstas para Modernización de Comunicaciones y Equipos (FAS 1160), se realizó el vuelo de la aeronave prototipo de Modernización de Comunicaciones y Navegación en octubre de 2015 (A-568). Ejemplar este, que luego de completar la campaña de ensayos, fuera entregado a la III Brigada Aerea de Reconquista (FAA) en 2016, pasando a ser el noveno entregado.

Respecto al conjunto alar, el misma había arribado a las instalaciones de Israel Aerospace Industries (IAI) en diciembre de 2013, dando inicio desde entonces, con las tareas de integración del nuevo motor Pratt & Whitney PT6A-62 con sus sistemas asociados (indicación motor, comando motor, etc) al conjunto alar del Pucará.

Para tales fines, FAdeA había destacado un staff del área de Ingeniería de Producto conformado por seis profesionales, quienes trabajaron en conjunto con ingenieros de desarrollo de la empresa IAI, adquiriendo de esta manera nuevos conceptos en gestión de proyectos y aspectos particulares relacionados con el diseño.

A comienzos de Octubre de 2014 las tareas de ingeniería referidas a la integración del motor Pratt & Whitney PTA6-62 al conjunto alar del IA-58 habían finalizado, procediéndose entonces a iniciar la fabricación de piezas específicas, utilajes de estirado, utilajes de armado de conjuntos y moldes para piezas de materiales compuestos. Paralelamente que se comenzaban a confeccionar los suplementos de los manuales del avión, al tiempo que se procedía a diagramar las capacitaciones correspondientes referidas al nuevo conjunto alar/propulsor.

A finales de Marzo de 2015, luego de concretadas con éxito las pruebas dimensionales, se daba por concluido el proceso de integración, dando paso a la diagramación del operativo de traslado hacia nuestro país. Durante el proceso de ingeniería de adaptación, utillajes y kits

Finalmente, el conjunto alar del AX-561 fue traído al país por el Hércules TC-100 de la Fuerza Aéra Argentina, quién luego de un raid de seis días, lo depositó en la terminal aérea cordobesa a fin de cumplir con los tramites de aduana correspondientes, para luego ser trasladado el Jueves 28 de mayo de 2015 por vía terrestre, hasta las instalaciones de la Fábrica Argentina de Aviones “Brig San Martin” (FAdeA S.A) .

Por último, entre 2014 y 2015 se logró incrementar la participación nacional de proveedores tecnológicos logrando sustituciones de obsolescencias en universo logístico del sistema.El primer vuelo del Prototipo Remotorizado se realizó en noviembre de 2015, previéndose que la finalización de la Certificación estuviera a mediados de 2016.

Envío especial de Intereses Estratégicos Argentinos