(maquina-de-combate.com) Luego de haber recorrido el equivalente a darle la vuelta al orbe unas 30 veces y haber realizado algo así como 41 mil lanzamiento de aeronaves por catapulta en 15 años de actividad operativa, el portaaviones de propulsión nuclear Charles de Gaulle, perteneciente a la Armada de Francia, ha ingresado a dique seco, en instalaciones del astillero DCNS, para un período de mantenimiento mayor que se denomina Major Technical Shutdown No 2, en preparación desde por lo menos el año 2015.

Los trabajos de mantenimiento y modernización habrán de durar 18 meses y le permitirá al buque insignia francés mantenerse operativo por otros 20 años.

DCNS y la Marina Nacional de Francia han programado las labores de mantenimiento en torno a tres componentes principales:

– La renovación de los sistemas de combate, redes, comunicaciones, consolas multifuncionales, sensores, entre otros.

– La actualización del sistema de apontaje tanto en el componente aeronaval, en particular los cazas Dassault Rafale con en la plataforma, reemplazando ganchos de atraque y sistemas de guía. El gran objetivo es garantizar la operatividad con un ala de combate conformada exclusivamente por cazas Rafale.

– La modernización de los sistemas de control y navegación del portaaviones. Asimismo la revisión del sistema de propulsión y la recarga de combustible para los reactores nucleares.

El programa de mantenimiento y modernización requiere de cuatro millones de horas de trabajo directo y unas 200 mil horas para más de cien proveedores. Asimismo, la tripulación del portaaviones tendrá a su cargo un 25% del total de las labore de mantenimiento.

Esta es la segunda reparación mayor a la que se somete el portaaviones Charles de Gaulle.

Foto: Marina Nacional de Francia