Optará por aviones de entrenamiento

(maquina-de-combate.com) Tras el reciente y último intento para evaluar las posibilidades a su alcance para adquirir cazas de primera línea, en esta oportunidad los MiG-29, el Ministerio de Defensa de Argentina ha anunciado que desiste de la opción de hacerse de cazas supersónicos y que el sector comprará aviones de entrenamiento.

Confirmado el sondeo realizado con United Aircraft Corporation para la compra de un lote de cazas MiG-29 por el propio ministro de defensa Julio César Martínez, el esfuerzo habría sido interrumpido temprano por los escasos recursos financieros de los que dispone el Ministerio de Defensa del país sudamericano.

Antes del MiG-29, Argentina ha conversado con diversos fabricantes y gobiernos para evaluar sus opciones en torno a la compra de cazas Kfir Bloque 60 (Israel Aerospace Industries), Gripen NG (a través de Embraer y el Ministerio de Defensa de Brasil), Mirage F1 (del Ejército del Aire de España), Mirage 2000 (de la Fuerza Aérea de Francia), JF-17 (Catic, China National Aero-Technology Import & Export Corporation) y F-5N (con el gobierno de Estados Unidos).

A-4AR de la Fuerza Aérea Argentina.

En esta oportunidad, el ministro Martínez ha respondido a las preguntas de un medio de prensa local sobre los MiG-29, diciendo que “anduvimos averiguando, …, nosotros, durante todo el año pasado hemos averiguado, sobre las posibilidades, junto al Ministerio de Defensa, la Fuerza Aérea Argentina las posibilidades de, cuáles son los aviones supersónicos que había en el mundo, nuevo o usado para ofrecerse, y en ese sentido, hemos visto los rusos, los coreanos o alguien de la Fuerza Aérea ha ido a ver los rusos, los coreanos, los italianos, y los usados, Mirage, Kfir, en Israel y Francia y alguna otra opción, pero bueno, debido a la falta de la cuestión presupuestaria, que era lo que estaba pidiendo el país, hemos definido con nuestro presidente que por ahora no se va a comprar ningún avión supersónico. Se van a comprar aviones de entrenamiento, y a ver que van a servir para reforzar el Escudo Norte”.

De esta manera se descarta también la compra de los aviones de entrenamiento avanzado T-50/TA-50/FA-50 Golden Eagle de Korea Aerospace Industries (KAI), que tienen capacidad de vuelo supersónico y que habían también llamado la atención del sector defensa argentino.

En ese contexto, después de tantas idas y venidas, lo más probable es que se asignen los recursos suficientes para darle continuidad al programa IA-63 Pampa de la estatal argentina FAdeA.

IA-63 Pampa

Fotos: Fuerza Aérea Argentina