(maquina-de-combate.com) Los aviones supersónicos de entrenamiento avanzado y ataque ligero T-50/TA-50/FA-50 Golden Eagle han alcanzado las 5,000 horas de pruebas en el aire, en el marco del programa de desarrollo que emprendiera Korea Aerospace Indusries (KAI) en asociación con Lockheed Martin. El importante hito se ha logrado en 14 años, sin accidente alguno.

La confiabilidad de la plataforma monomotor y biplaza, su capacidad para emular las características de vuelo de modernos aviones caza en un paquete de costos accesibles para países emergentes le ha valido una serie de contratos de exportación con Indonesia, Irak y Filipinas. Desde hace algunos años y hasta la fecha, KAI promueve con perseverancia la variante multirol FA-50 para la Fuera Aérea del Perú.

De acuerdo a un reportaje de The Korea Times, un intento de KAI por vender un lote de 12 aviones T-50 a la Fuerza Aérea de Uzbekistán, transacción estimada en 400 millones de dólares, habría sido vetada en el último trimestre de 2015 por el gobierno de Estados Unidos, debido a supuestas preocupaciones de filtración de tecnologías hacia terceros países.

En la actualidad, una variante denominada T-50A es promovida por Lockheed Martin y KAI para el programa de reemplazo de los entrenadores aéreos T-38 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos (USAF). La aeronave se proyecta como candidato de fuerza para hacerse de este lucrativo contrato.

El T-50A se encuentra en medio de una intensiva campaña de ensayos en Estados Unidos.

El gobierno surcoreano considera que la eventual “exportación” del Golden Eagle a Estados Unidos fortalecerá la asociación estratégica entre ambos países. Recordemos sin embargo, que el gobierno estadounidense requiere de los constructores que los productos militares para sus Fuerzas Armadas sean preferentemente manufacturados y/o ensamblados en el país, para generar puestos de trabajo a nivel local.

Ensamblaje final de un caza ligero FA-50. Febrero de 2015.

Foto: Korea Aerospace Industries