(maquina-de-combate.com) Lima – La Dirección General de Capitanías y Guardacostas de la Marina de Guerra del Perú, en su calidad de Autoridad Marítima Nacional, ha aprobado el norma marco legal del Practicaje Marítimo y de los Prácticos Marítimos, mediante la Resolución Directoral No 1186-2016-MGP/DGCG.

Entre los años 2007 y 2011, mediante diferentes resoluciones directorales se habían establecido los lineamientos del practicaje marítimo en el Perú, lo que reflejaba la necesidad de actualizar la norma de referencia original (Resolución Directoral No 0351-2007/DCG), que databa, precisamente, del año 2007.

En noviembre de 2011 se adoptan las recomendaciones efectuadas en diciembre de 2003 por la Organización Marítima Internacional, sobre la formación, titulación y procedimientos operacionales para los prácticos que no sean de altura, formulándose las recomendaciones sobre medios de transbordo de prácticos, las especificaciones técnicas para la construcción de las escalas de práctico, accesos a la cubierta, maniobras de aproximación de la embarcación de práctico y la instalación de carretes del chigre de la escala de práctico.

Con el transcurso del tiempo, se ha incrementado el número de instalaciones portuarias y las zonas de practicaje obligatorio, lo que hacía mandatorio hacer modificaciones en la norma para preservar los estándares de seguridad en el asesoriamiento a los capitanes de buques en operaciones en lo puertos y terminales del Perú.

En febrero del presente año, por un período de 30 días, se publica en el portal de la Dicapi el proyecto de norma sobre el practicaje marítimo y los prácticos marítimo, con la finalidad de recibir sugerencias.

Publicada la norma el 30 de noviembre, publicada el 16 de este mes, las empresas administradoras de prácticos marítimos tienen un plazo de seis meses para adecuarse a sus disposiciones. Los propietarios y armadores de embarcaciones dedicadas al transporte de prácticos tienen un plazo de 12 meses para adecuar sus embarcaciones a las especificaciones técnicas y operativas de la norma, que deja sin efecto a las anteriores.

El Práctico Marítimo es aquel Capitán de la Marina Mercante Nacional, titulado por la Dirección General como experto reconocido en el conocimiento de las ayudas a la navegación, condiciones meteorológicas, oceanográficas e hidrográficas, así como de sus efectos en zonas de practicaje obligatorio. Existen tres categorías de práctico marítimo: Título de Práctico Marítimo Experto (puede ejercer el practicaje en cualquier nava y ejercer docencia en la especialidad en cualquier centro de formación autorizado, a bordo de la nave durante la maniobra de practicaje que él realiza y a bordo de otras naves), Licencia de Práctico Marítimo de Primera (puede ejercer sus funciones en cualquier embarcación, sin límite de tonelaje) y Licencia de Práctico Marítimo de Segunda (puede ejercer el practicaje en naves de arqueo bruto hasta 20 mil toneladas).

El Practicaje Marítimo es el asesoramiento brindado por el práctico marítimo al capitán a bordo de una nave en una zona declarada de practicaje obligatorio en el ámbito marítimo (de alijo o transbordo de carga de una nave a otra, en muelle, en boyas, en instalaciones mixtas), circunstancia que no afecta las atribuciones y responsabilidades del capitán, que conserva en todo momento el mando de su nave.

Para el Practicaje Marítimo se debe contar con comunicaciones, capacidad de coordinación e intercambio de información entre el práctico marítimo, capitán, personal del puente, personal de maniobra a bordo, personal de maniobra del muelle y el personal al mando de los remolcadores.

El capitán y oficiales del puente tienen que ayudar al práctico marítimo y estar atentos a su actuación en todo momento.

El punto de embarco del práctico se efectúa en la zona designada para tal fin y que figura en las cartas náuticas o en otro lugar autorizado por la Autoridad Marítima Nacional por motivo de tráfico o alguna otra circunstancia.

Una nave con eslora mayor a 200 metros está obligada al empleo de dos prácticos marítimos en todos los muelles e instalaciones mixtas del litoral peruano. En los terminales de boyas (multiboyas, monoboya) y zonas de alijo se requerirá el empleo de dos prácticos a criterio del capitán, por recomendación del práctico titular.

De haber dos prácticos en una maniobra, uno es designado Práctico Marítimo Principal (tiene que ser Práctico Marítimo Experto o de Primera) y el otro Práctico Marítimo de Apoyo (práctico Experto, de Primera o de Segunda).

El Práctico Marítimo tiene que ser ciudadano peruano, poseer título vigente de Capitán de buques sin límite de arqueo bruto de la Marina Mercante Nacional, otorgado por la Autoridad Marítima Nacional, tener matrícula vigente, acreditar haber ejercido el mando de una nave por un período mínimo de doce meses, encontrarse psicofísicamente apto, haber concluido satisfactoriamente el curso de “Aspirante a Práctico Marítimo”, habiendo aprobado los cursos de uso operacional de los sistemas integrados de puente y observación de radar – nivel operacional, tener conocimiento certificado del idioma inglés, no contar con más de sesenta años, entre otros.

Foto: Marina de Guerra del Perú