(maquina-de-combate.com) Lima – La NASA ha concluido una serie de vuelos de prueba con un caza FA-18 Hornet, que han tenido la finalidad de investigar la forma de propagación de ondas de los boom sónicos o detonaciones sónicas que se producen en la atmósfera en el momento en que una caza bordea y supera la velocidad del sonido. Los ensayos han estado a cargo del Centro de Investigaciones del Vuelo Armstrong, con sede en la Base Aérea Edwards, en el Estado de California, Estados Unidos.

Los ingenieros han recolectado data sobre los efectos de la turbulencia a baja altitud generada por los boom sónicos al alcanzar la superficie. El estudio de propagación de ondas contribuye con las investigaciones de futuras aeronaves supersónicas, tanto comerciales como militares. Los modelos a desarrollar en base a la información acumulada servirá además para predecir los efectos de la turbulencia climática en los boom sónicos, en particular, en ambientes calientes y secos.

En un período de dos semanas, las pruebas han generado un total de 69 boom sónicos con el FA-18, que volaba a una altitud de 32 mil pies. Los pilotos volaron a velocidades de hasta Mach 1.38 para producir el efecto atmosférico. Los vuelos se han desarrollado en condiciones climáticas diversas para analizar las variaciones. Los efectos fueron medidos por 24 micrófonos especialmente ubicados en tierra, en arreglos lineares. Un arreglo primario de 16 micrófonos, distribuidos sobre una línea de 1,500 pies y un arreglo secundario de 8 micrófonos separados 100 pies entre sí fue ubicado a una distancia de 1.42 millas del primer arreglo. Un tercer arreglo, similar al segundo, fue colocado a 2.78 millas de distancia del primero. En adición, un planeador motorizado TG-14, instrumentado, ha recolectado data por encima de la zona de turbulencia, volando en patrones a altitudes que variaban entre 2,200 pies y 10 mil pies sobre la superficie.

Es probable que la NASA implemente otra serie de vuelos de prueba en un ambiente más húmedo, probablemente desde el Centro Espacial Kennedy, en el Estado de Florida.

FA-18_NASA_SonicBoom_investigacion_ago2016_NASA_cropped_450px