[Maquina de Combate <> 02Abr2013-01] El Ejército de Chile (ECh) evalúa la compra de 100 tanques rectores de combate Leopard 2A5 provenientes de los excedentes del inventario del Ejército de Alemania. De acuerdo a Infodefensa.com, los excesivos requerimientos de mantenimiento de los tanques Leopard 1V y Leopard 2A4 pertenecientes a las brigadas acorazadas chilenas estacionadas en el norte del país, una zona desértica, sumamente árida y caracterizada por la perenne presencia de un polvo ambiental que penetra y corroe las estructuras de los blindados y complica la operatividad de los mismos.

Está situación ha motivado que el alto mando militar del ECh haya decidido la compra de tanques adicionales para compensar el tiempo invertido y cantidad de vehículos sometidos a excesivos períodos de mantenimiento, en ciclos cortos.

La eventual compra incluye kits para modernizar 80 tanques Leopard 2A4 en servicio con el ECh al estandar Leopard 2A5. El ECh alinea aproximadamente 180 tanques Leopard 2A4, adquiridos entre los años 2005 y 2007.

La complicada operatividad de los tanques Leopard 1V no es novedad, sin embargo lo es el marco operativo de los Leopard 2A4 (Infodefensa cita ciclos de mantenimiento 66% más frecuentes de lo requerido por el fabricante) y como era de esperarse, la compra de tanques Leopard 2A5 permitiría al ECh dar de baja a los menos capaces Leopard 1V, cuya compra no representó un salto cualitativo relevante a nivel regional, habiendo existido dudas sobre su estado estructural incluso desde el momento de su compra.

Una futura flota chilena uniformizada en tanques rectores de combate Leopard 2A5 sería indiscutiblemente el componente acorazado más moderno y potente de Latinoamérica.

Leopard 2